En AMA trabajamos

respetuosamente y en armonía con el medio ambiente

Amamos la tierra.
Por eso la cuidamos cuando trabajamos en ella.

Chile es un paraíso, y lo sabemos. Tenemos condiciones medioambientales inmejorables para tener cultivos orgánicos, por eso trabajamos a conciencia para cuidar el medio ambiente, porque nos beneficia a todos.
Hablamos con propiedad de lo orgánico, porque lo vivimos todos los días, porque “somos uno” con la naturaleza, y eso nos hace responsables de cuidar la biodiversidad.
Un campo orgánico debe cumplir varias condiciones, una de ellas es evitar el uso de pesticidas sintéticos, herbicidas, ni menos fertilizantes artificiales, porque afectan al planeta.
Amamos los animales, y la naturaleza necesita de ellos. Los corredores biológicos logran un equilibrio medioambiental único, atrayendo a chinitas y avispas, que en conjunto con ovejas, gansos, patos y gallinas, trabajan junto a los agricultores, para que nuestras frutas crezcan en armonía y libres de plagas; propias de un ecosistema orgánico.

Amamos a quienes aman la tierra.
Por eso cuidamos y respetamos a nuestros colaboradores.

Cuando un trabajador ama lo que hace, todo mejora. Por eso cuidamos y ayudamos para que nuestros colaboradores sean más felices, comprometidos y orgullosos de lo que aportan en nuestros huertos. No utilizamos pesticidas artificiales para que el entorno sea 100% saludable.

Controlamos la calidad y nos certificamos, porque somos responsables.

Queremos darte la seguridad de que nuestros productos son elaborados con frutas que crecen en armonía con el medio ambiente.

• Monitoreamos exhaustivamente todo el proceso.
• Contamos con tecnología de punta para apoyar estrictos controles de calidad.
• Transformamos la fruta en jugos y purés en la forma más cuidadosa posible, para que estén en su estado más puro.

Existen 2 casas certificadoras que auditan nuestros procesos:

La empresa suiza IMO Control, audita la fruta y los procesos de transformación para certificar nuestros productos como orgánicos. Todo esto bajo los estrictos estándares de los mercados chileno, americano, canadiense, europeo, japonés y chino. La empresa multinacional SGS audita todos nuestros procesos y garantiza que éstos cuenten con el estándar del Consorcio del Retail Británico (BRC) para cumplir a cabalidad con las exigencias de los comercios más estrictos.